miércoles, 7 de octubre de 2009

SKATEPARK


¿Sabéis lo que es un skatepark? Una pista preparada con rampas, barandillas y demás enseres para que los skaters, o lo que es lo mismo, los patinadores sobre monopatín puedan practicar libremente. Ha sido un buen invento, pues ahora las abuelitas no tendrán que quejarse de que los chavalillos se les suben a los bancos y no pueden sentarse porque se les manchan las enaguas... je je je.

Esta tarta quiere plasmar o aproximarse a un skatepark que encontramos en una población catalana. Estaba dedicada a un chico al que le encanta patinar, así me lo demostraron las fotos. Y su mujer quiso hacerle un detalle por su aniversario de bodas: el skatepark donde había practicado desde niño. Me consta que le sorprendió. ¡FELICIDADES A LOS DOS!

Dentro de esta pista con tanto grafitti podemos encontrar un bizcocho brownie de chocolate negro relleno de ganache de chocolate negro también, con frutos secos, bañada en sirope de cacao amargo.

2 comentarios:

Gemma dijo...

Nena, qué chula es! Me encanta sobretodo el detalle de la foto impresa, es comestible? No me digas que te has hecho con la impresora!!!! Yo la tengo en mi lista de "cosas que me compraré algún dia...", jajajajaja

el postre es cosa mía dijo...

¿La impresora? Nooo...k vaaaa!!!Ojalá!Es que a mí me pasa como a ti, que la tengo en mi lista de cosas pendientes pero hacia el final,mu al final...je je je... es que es muy cara.En la tarta no tuve más remedio que imprimir la fotografía en papel corriente y pegarla con glasé sobre una placa de pastillaje. Es que tras ver esa foto me pareció un detalle muy tierno colocarla cual pancarta, no?
Por cierto, muchas gracias por tu comentario, tú siempre me animas con tus palabras. Eres la repera!!!

Publicar un comentario