domingo, 24 de junio de 2012

TARTA DECLARACIÓN DE AMOR... O CÓMO PEDIR MATRIMONIO DULCEMENTE

¡Qué bonita es una declaración de amor! Que para alguien seas tan importante e imprescindible en su vida que sea capaz de cometer las mayores locuras o los peores ridículos, no tiene precio. Y es que el amor es taaan necesario... ¿qué seria de nosotros sin amor? Dejaríamos de ser propiamente personas, pues incluso los animales son capaces de demostrarse el más leal y sincero amor... aunque solamente sea desplegando sus alas para pavonearse delante de la hembra. 

Bueno, en lo que se refiere al amor animal no soy una entendida, pero como romántica empedernida, puedo decir que del amor humano soy una entendida superior... ja ja ja... supongo que mucho ha tenido que ver la persona con la que vivo día a día, que me hace feliz incluso en los peores momentos, sabe sacarme una sonrisa tras uno de mis desastres y, a pesar de todo, me hace sentir la mujer más dichosa y amada por encima de la faz de la tierra (las pelis románticas a su lado quedan en nada...).

Pero seamos realistas... muy duro tiene que ser para ellos declararse en toda regla, ya sea hincando rodilla o subido en un globo. Las palabras se te atragantan, olvidas qué debes decir, te sudan las manos, te tiemblan las rodillas... la verdad es que ese sacrificio no tiene precio... ¿qué mujer no sucumbe ante eso? 

Pero podemos hacer las cosas más fáciles... aunque los nervios no dejen de existir... Podemos endulzar aún más ese momento, si cabe, hincar rodilla y dejar que las palabras fluyan a modo de "azúcar"...

Tarta declaración


Tarta declaración 2

1 comentarios:

DULCE dijo...

una autentica delicia y que manera mas bonita y dulce de declarase, besos

Publicar un comentario en la entrada