domingo, 18 de abril de 2010

'ER CHALÉ'


Aquí vengo con una tarta en forma de casita. Fue el regalo para una familia que adora su hogar, con sus animalitos incluidos. Los amigos quisieron darles una sorpresa y ésto fue lo que resultó: una casita la mar de mona, "kilómetros" de jardín y los miembros de la familia cada uno en sus quehaceres.

Por lo que me dijeron, estuvieron comiendo tarta un par de días... ja ja ja. Me alegra que diera tanto de sí a pesar de haberse repartido entre tanta gente.
En el interior de este jardín escalado encontramos tres bizcochos de vainilla bañados en sirope de vainilla y rellenos de crema pastelera. Mmmm... aún recuerdo el aroma que desprendía la cocina después de horas de horneado... En momentos como aquellos, me cuesta deshacerme de la tarta y resistirme a probarla... ¡¡qué autodominio hay que tener!!

5 comentarios:

Mónica González dijo...

Pero que tarta más bonita!
Me ha encantado!
La casita es de pastillaje? o es también un bizcocho?
Saludos!

el postre es cosa mía dijo...

Hola Mónica!! ¿Te gusta la tarta? Es un diseño adaptado que extraje de una tarta de bodas. La casita de arriba es hueca, hecha en pastillaje. Sorprendentemente fue lo que más me gustó hacer y montar... pues pensaba que el pastillaje se había hecho enemigo mío de por vida, pero en este caso nos hicimos aliados... je je je

Abigail dijo...

que bonita!! y debe estar bueniiiiisima. Eres toda una artista. Sigue así.

Gemma dijo...

Una casita preciosa encima de una tarta preciosa... un beso!

Magda dijo...

Espectacular......como todo lo que haces,mi barriga de preñada costó que nos la comiéramos por que nos daba pena de lo bonita que quedó.Pero a tu lado me deprimoooooo !!!!cuanto me queda que aprender!!!!!
Un besote

Publicar un comentario